Mostrando entradas con la etiqueta Reflexion. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reflexion. Mostrar todas las entradas

domingo, 6 de noviembre de 2016

¿Cómo me puedo hacer millonario?

¡Hola!

Hace mucho que no escribía pero me llegó la inspiración y consideré importante escribir acerca de este tema.

El título de esta entrada es una pregunta que tal vez te hayas hecho en algún momento de tu vida así como yo me la he hecho constantemente.

Buscar una respuesta a la misma, me ha llevado a leer varios libros y artículos así como también a escuchar podcasts y ver videos al respecto.

Esta entrada busca tocar algunos de los puntos que yo considero que nos pueden ayudar a generar una mentalidad de millonario y, aunque no lleguemos a serlo de la noche a la mañana, si nos pueden dar una idea general de los pasos a seguir para acercarnos cada día a ese objetivo.

Sin más, comenzaré:

1.- Detecta que idea tienes acerca del dinero y, si es negativa, trabaja para cambiar esa mentalidad.

"El dinero es la raíz de todos los males", "Pobre pero honrado" "Los ricos son malos y los pobres son buenos"...

Esas frases con las que muchos crecimos desgraciadamente han moldeado nuestros pensamientos y, por consiguiente, nuestras conductas, haciéndonos creer que si queremos conseguir dinero somos una mala persona y únicamente nos mueven los intereses monetarios, cuando no necesariamente es así.

Entonces, si detectas que la connotación que tienes acerca del dinero es negativa, trabaja para cambiarla. No busques obtener dinero por obtenerlo, velo como una herramienta que te permitirá alcanzar los objetivos que te plantees.

2.- Lleva un registro de tus gastos.

La mayoría de los libros/podcasts/videos que he leído/escuchado/visto, hablan que es importante llevar un registro de gastos (y de ingresos) para poder generar una disciplina financiera.

Si empiezas anotando TODOS tus gastos (incluso aquellos considerados "pequeños" como una propina, comprar un dulce, etc.) te darás cuenta de la cantidad de gastos hormiga que día a día tenemos.

Hay aplicaciones y páginas que te permiten llevar este registro, incluso te ayudan a clasificar tus gastos (imprescindibles, necesarios, no necesarios, etc.) o por categorías. La primer herramienta que yo utilicé para realizar esta actividad la encontré en esta página: http://www.contamoney.com/ la cual espero te sea de utilidad.

3.- Ahorra

Una vez que detectas en que rubros o áreas gastas más dinero, es más fácil establecer rangos y límites para cada gasto y poder inclusive destinar una parte de tu dinero al ahorro.

Ahorra diario si es posible, lo que te sea posible. Varios autores defienden la idea de que si haces una actividad durante 21 días seguidos, esta se convertirá en un hábito. Entonces, si durante 21 días puedes destinar una parte de tu dinero al ahorro, será cada vez más fácil poderlo hacer. Al principio no importa la cantidad, sino la acción de ahorrar.

Supongamos que durante 21 días ahorras, no sé, diez pesos diarios, entonces al término de esos 21 días ya tendrás $210.00 y en un mes $300.00 que podrás (o no) utilizar para algún fin determinado. Si logras acostumbrarte a desprenderte de diez pesos cada día durante un mes, tal vez en el segundo mes te sea más fácil ahorrar no diez, sino quince pesos y, al término del segundo mes, habrías ahorrado $450.00.

4.- Invierte

Antes, al leer la palabra "invertir", se me venían a la mente aquellos empresarios exitosos que compraban acciones en la bolsa o compraban edificios o terrenos para después darles un uso comercial y poder ganar dinero de sus rentas.

En realidad "invertir" es ir un paso más allá del ahorro. Una inversión en pequeña escala puede ser incluso tomar el dinero que ahorraste durante el mes, (trescientos o cuatrocientos cincuenta pesos si tomamos el punto anterior) y meterlo en una cuenta que te genere un rendimiento mensual aunque este sea pequeño.

Existen cajas de ahorro donde puedes hacer esto, y que incluso te premian si haces del ahorro un hábito (por ejemplo, la Caja Popular Mexicana y sus "puntos verdes" https://www.cpm.coop/puntos-verdes/ ).

Si ya tienes algún dinerillo ahorrado, una forma de invertir también puede ser buscar algún producto que ya exista en el mercado nacional (y no en el mercado local) contactar a los productores y buscar ser distribuidor. Te sorprenderás al momento de darte cuenta la cantidad de productores que están en busca de distribuidores regionales debido a que no cuentan con la infraestructura para establecerse en muchas ciudades y las facilidades que te brindan con tal de que su producto sea conocido en muchos lugares (precios preferenciales por ser mayorista, envío gratis, promociones, etc.).


5.- Invierte tiempo en tus relaciones personales.

Dedica tiempo a las personas que están a tu alrededor, conoce gente, ve a reuniones y date a conocer. Si tienes amig@s a los que hace tiempo no ves, llámal@s y pacta una salida.

Al leer varios libros me di cuenta que muchos de los más grandes negocios han iniciado con una idea y después con una persona que apoye esa idea. Me explico: siempre he creído que, al momento de crear una empresa, es importante contar con tres capitales:

-Capital intelectual: En este apartado entra la idea, los conocimientos y procedimientos que has aprendido para poner en marcha ese negocio.

-Capital relacional: La suma de las personas que conoces que te pueden ayudar a poner en marcha el negocio.

-Capital financiero: El dinero que se requiere para comenzar con la empresa.

De estos tres el menos importante es el capital financiero, ya que, si tienes la idea y los contactos, es posible que ellos puedan financiar el proyecto que tienes en mente. Y en eso radica la importancia de alimentar tus relaciones personales.


6.- Pasa más tiempo con personas que tú consideres exitosas.

Hay una frase que escuché recientemente: "Somos el promedio de las 5 personas con las que pasamos más tiempo". Y creo que esta frase tiene mucho sentido porque, si analizas a tu grupo más cercano de amig@s, podrás darte cuenta que compartes formas de pensar, gustos musicales, lenguaje, chistes en común, etc. Entonces, si comienzas a pasar más tiempo con personas que consideres exitosas, comenzarás (tal vez consciente, o tal vez inconscientemente) a imitarlas, a tener un lenguaje común, a ver oportunidades de negocio donde tal vez no las veías, etcétera.

7.- Invierte en tu preparación.

Aprende y luego emprende. Y con esto no necesariamente me refiero a invertir dinero, también se trata de dedicarle tiempo. Lee libros, busca cursos, prepárate. Existen plataformas en línea donde puedes tomar cursos gratuitos (por ejemplo: http://mx.televisioneducativa.gob.mx/ ) . Dedica un momento al día para leer libros que te preparen técnicamente para poder emprender proyectos o hacerte una persona más capaz en tus actividades que desempeñas cada día. Hay estudios que demuestran que las personas que ya son millonarias dedican tiempo diario a la lectura, incluso algunos dedican el tiempo de sus trayectos en el auto para escuchar audiolibros, programas o podcasts financieros.

8.- Aprende a dar.

Siempre habrá personas con situaciones menos favorables que nosotr@s, es por eso que, cuando te sea posible, apoya a tod@s aquell@s que lo requieran. Por ejemplo, puedes apoyar alguna causa o asociación benéfica con dinero, tiempo o esfuerzo. El hecho de aprender a desprenderte de algo te va a hacer sentir mejor como persona y provocará un efecto multiplicador e incluso inspirador para los demás.

9.- Aprende a recibir.

Los millonarios son excelentes receptores. Mientras que a la mayoría de las personas les resulta difícil recibir dinero (a veces no sabemos ni siquiera cómo ni cuanto cobrar por un servicio que damos), recibir favores e inclusive recibir elogios, los que son millonarios aceptan todo esto sin ningún remordimiento ni cargo de conciencia. Una pequeña tarea para aprender a recibir: acepta los elogios sin sentir necesidad de responderlos.

Si sumamos este punto con los puntos 5 y 6, podrás obtener grandes resultados. Imagina que conoces a una persona que vive en otra ciudad a la cual tu planeas ir de vacaciones; le avisas que irás de visita a su ciudad y te ofrece su casa o la casa de algún familiar que estará vacía para hospedarte el tiempo que dure tu estancia. Por increíble que parezca, habrá personas que no aceptarán la oferta para "no causar molestias", sin ver la cantidad de dinero que se pueden ahorrar con esta acción. En cambio, las personas que si acepten la oferta, en vez de gastar en el hospedaje, pueden invertir una pequeña cantidad de dinero en llevarle un regalo a la persona por su hospitalidad y, aunque "gastes" en el regalo, seguirá siendo un ahorro al no haber gastado en hospedaje.



Traté de hacer lo mas resumido posible cada uno de los puntos, obviamente esto que escribo no es Ley pero creo que nos puede ayudar poco a poco a responder la pregunta: ¿Cómo me puedo hacer millonario?

Si tienes alguna idea, sugerencia o algún otro punto que consideres importante agregar, puedes dejar tu comentario aquí abajo, siempre será bien recibido.

Si llegaste hasta aquí te agradezco por tu tiempo y en verdad espero te haya sido de utilidad leer este post.

¡Saludos!

Raúl Vélez




viernes, 29 de mayo de 2009

¿Porque soy reclutador?

¿Nunca se han preguntado cuál fue el motivo que los llevó a ser lo que son hoy en día?…

Yo, hasta el día de hoy, no sabía a ciencia cierta porque soy reclutador… pensé que el destino me había jugado una broma y que después de especializarme en “Dirección de Negocios” decidió llevarme por el camino de la otra especialidad de mi carrera: “Recursos Humanos”…

Pero hoy, después de tantas entrevistas, tanto revisar solicitudes lo descubrí…

Resulta que a partir de hoy, comencé a prestar mis servicios a la empresa “matriz” (digámoslo así) del grupo empresarial del que forma parte la empresa donde trabajo… la idea es que me encargaré del reclutar a todo el personal que se requiera tanto en un lado como en el otro… por las mañanas estaré en la “nueva empresa” y por las tardes en la empresa que me contrató al principio.

Hoy estaba poniendo en orden mis materiales de trabajo y revisando las solicitudes y me encontré con algo que me puso a pensar: en mis manos tenía la solicitud de una mujer de 28 años que quería aplicar para el puesto de vigilante… hasta aquí todo normal, PERO, esa mujer tenía 5 hijos: de 14, 13, 10, 5 años y uno de 6 meses… es decir: ¡Fue mamá a los 14 años! luego, el marido no la dejó descansar ni la cuarentena y se embarazó otra vez…

Y con ese tipo de historias me he topado en mi trabajo como reclutador, no se imaginan la cantidad de chavos de 19/20 años que van a pedir trabajo porque ya están casados y tienen hijos o vienen en camino… otro de ellos (ya está trabajando con nosotros) es casado, tiene un hijo y aparte, se le descuenta lo de su crédito infonavit, y le queda exactamente la mitad de su sueldo a la semana…

Así que, SOY reclutador, para, de alguna forma, con las entrevistas que hago y la selección del personal, tratar de aliviar las necesidades y carencias que tienen esas personas, ayudar un poco a su economía y buscar su desarrollo profesional… ESE es mi objetivo y seguiré siendo reclutador porque me gusta serlo. (Obviamente a los candidatos se les elige por tener el perfil adecuado para el puesto, pero, una persona con las características anteriores se puede decir que es recomendable porque tiene un objetivo por el cual trabajar…)

¿Y tu? ¿porque eres/estudias lo que eres/estudias?.

Saludos!

martes, 24 de febrero de 2009

Esto es un compló...

... No tengo internet otra vez... =(.

Creo firmemente en la posibilidad de que todo esto sea un complot por parte de alguien que me tiene miedo =S...

Les cuento:

Por la mañana, salí a recoger mi toga para la graduación, acompañé a Silvita por sus boletos para su graduación, fui a casa de mi abue a dejar los boletos que me hicieron falta por entregar y entre una y otra cosa regresé a mi casa a las 3 de la tarde... y durante todo el día traje en mi cabeza la idea de escribir un post de denuncia, y cual va siendo mi sorpresa que al llegar a mi casa no tenía internet, "quesque" por falta de pago... ¡si como no!, ¡Si el mes pasado pagamos! ¡Ahora resulta!...

=S...

Asi que ni modo, les debo el post de denuncia... solo les digo algo: hace mucho tiempo que no usaba transporte público, la moto lo vino a sustituir... y hoy, despues de mucho tiempo, me volví a subir a un camión...

Ahhhh!! (suspiro) es una experiencia fantástica, en verdad, los invito a que se suban a la hora a la que yo me subí: las 2 de la tarde... hora de la salida de mucha gente: niños, adolescentes, jóvenes, etc. la hora perfecta donde se conjugan una variedad de cosas: olores, sabores y demás...

Lo mejor de todo, es que al lado de mi se sentó un niño de primaria escuchando música con su celular, y me tuve que "chutar" 5 canciones de banda, 2 de intocable (no se que tipo de música sea), 2 de mugretón y una balada romántica (esta última no me desagradó tanto).

Pero bueno, a ver si otro dia repito la experiencia, dentro de toda esa mezcla extraña de contaminación olfativa =S y auditiva, hice un receso de 40 minutos para pensar en muchas cosas, como por ejemplo que ya salí de la escuela ¿y ahora que...? entre otras tantas.

Es todo, les quedo debiendo la denuncia.

Saludos!

miércoles, 4 de febrero de 2009

Divagando por ahí…

El día de hoy tuve muuuuuchas cosas que hacer, arreglar pendientes de la graduación, hacer pagos, ir al tec a ser atendido “amablemente” y a la “velocidad de la luz”, porque soy un alumno, y, como alumno, soy el cliente principal al que deben de mantener contento (JA   JA   JA, si como no, ¿en cual escuela'?)…

Y bueno, entre tantos pendientes, recorrí grandes distancias en mi motito… y, “moteando” por ahí, vi a unas personas jugando lotería…

Cosa que prendió la chispa para comenzar a pensar lo siguiente:

·Antes: Jugaba lotería y me divertía.
·Antes: No conocía  Los Juegos de Video, el Celular, la Computadora, y vivía en paz.
·Ahora: No puedo vivir sin Juegos de Video, sin Celular y sin Computadora,  y jugar lotería me aburre…

Y he aquí el meollo del asunto:

¿Seré (mos)  dependiente (s) de la tecnología?

Alguna vez leí que la tecnología pudo haber echado a perder las grandes historias de la literatura y los cuentos: Julieta le pudo haber avisado a Romeo que fingiría su muerte mediante un SMS, Hansel y Gretel pudieron utilizar un GPS para ubicar su posición mediante un satelite y asi regresar a su casa, Caperucita roja igual, un telefonazo a su abue y con camaras de circuito cerrado en la cabaña de la abuelita se pudo haber evitado todo el show y así, muchos etcéteras.

Por mi parte, creo que la tecnología nos ha venido a echar la mano en muchos aspectos, pero en otros, no se.

Si hay algo de lo que en verdad tengo ganas es de mandar una carta…

Nunca lo he hecho, y creo que, por el uso del correo electrónico nunca lo he visto necesario, pero es una espinita que me quiero sacar…

Un día Silvita me dijo que ella se mandó una carta a si misma para ver cuanto tardaba en llegarle… y creo que haré lo mismo… a ver que pasa…

Si lo hago, los mantendré informados, será interesante.

¿En que creen que nos ha beneficiado la tecnología y en que otra cosa nos ha “perjudicado” (por decirlo de algún modo)?