domingo, 25 de agosto de 2013

Las narcopalomas se defienden:”era para consumo personal”




Horas dificiles son las que les toca vivir a las palomas que fueron apresadas en la localidad conurbanense de Lomas de Zamora, en medio de un operativo anti-narcotráfico, tras encontrarles estupefacientes colgados de su cuello, por lo que fueron enjauladas en la comisaría local y se les estaría negando el agua que pidieron en una latita de picadillo vacía, supuestamente con el fin de “hacerlas cantar”.
“Nosotras no laburamos para los dealers que metieron en cana. En realidad, vinimos hasta Lomas de Zamora porque a nuestro dueño, Alejandro Rolinga, no le gusta el paraguayo que le venden en la Capital”, dijo la paloma 1  a un notero de C5N mientras miraba frenéticamente hacia los costados, como perseguida. “Además, no estamos cometiendo ningún delito. Eran doce gramos para consumo personal, nada más”, dijo la paloma 2, indignada, sacando su pico entre las barras de la jaula queriendo picar a dicho notero.
A su vez, el ministro bonaerense de Seguridad, Ricardo Casal, habría desmentido rotundamente que las palomas hayan sido puestas bajo un reflector, picos para arriba, con las alas abiertas sostenidas por oficiales recién egresados de la Vusetich, mientras las emplumadas drogonas tiraban pataditas al aire, y habría asegurado que están esperando la respuesta de Kanibal Fernandez, especialista en la materia, pero que es muy probable sean liberadas en un acto conjunto de Cristina, Daniel y Martín, habría dicho el ministro Casal a un productor de Rolando Graña.
Según pudo averiguar este blog, el tal Aljandro Rollinga sería un paseador de palomas que trabaja en el Parque Centenario, un colombófilo, (especialista, criador y adiestrador de estas aves) que trabaja con los edificios cercanos al Parque para que las amas de casa pudan colgar la ropa en la soga tranquilas, llevándoselas a la mañana temprano y entregándolas a sus casas entrada la noche.