domingo, 8 de mayo de 2011

Nelson "Lightning strikes twice"



Matthew y Gunnar Nelson vuelven por todo lo alto gracias a Frontiers Records. Recordemos que su álbum más memorable fue casualmente su debut de 1990, "After the rain", tras él poco se supo de estos gemelos. No es que hayan estado inactivos del todo porque han sido activos colaboradores de programas de televisión de VH1 y han girado con miembros de su prodigiosa familia musical (la única del mundo que tiene tres generaciones diferentes que han llegado al número uno en Estados Unidos), además de participar en musicales, ediciones de libros y otros trabajos que los han mantenido bien engrasados.

"Lightining strikes twice" ha regresado a Nelson a sus raíces, con un sonido mucho más cercano a su primigenia y clásica primera obra, que al resto de su discografía. Sin duda el Melodic Rock y el AOR están más que presentes a lo largo de los doce temas que componen este nuevo albúm de los de California. Incluso el sencillo "You're all I need tonight" se comporta muy cercano a lo que era su hit "Love and affection", esto debido a su accesibilidad y frescura.

Y es que "Lightning strikes twice" es un tremendísimo disco de AOR de muchos quilates que supone un más que digno punto y seguido a una carrera que arrancó en 1990 vendiendo más de seis millones de discos en todo el mundo y acabó truncada antes de tiempo sepultada por la inmundicia simplista (y tal vez necesaria) del incipiente Grunge. En su momento Nelson parecían ser la quintaesencia del más pomposo AOR y, precisamente por ello, el enemigo a batir por la melancolía suicida del Grunge de Seattle. La tierra se los tragó y ahora resurgen con este sensacional disco que enloquecerá a los fans del AOR más puro.

En conclusión este "Lightning strikes twice" nos ha dejado un buen sabor de boca, ya que engloba perfectamente temas rockeros y medios tiempos dentro de un marco melódico con tintes AOR, dotando así cada pieza de absoluta calidad y brillantez, las mismas que sirven para ratificar el buen momento creativo que gozan los hermanos Nelson. Estamos ante un disco ampliamente disfrutable por todos aquellos fans del AOR americano más genuino y, en general, por aquellas personas que gozan con las composiciones bien estructuradas, mejor interpretadas y aún mejor producidas. Un gran retorno al pasado de un tiempo efímero, pero brillante, y que ahora se esfuerza por volver con total credibilidad.