jueves, 5 de agosto de 2010

Una recorrida por el imponente palacio de la música

Educación musical

En el Conservatorio Gilardo Gilardi se puede aprender dieciocho instrumentos, y también cursar el profesorado o la tecnicatura en Música

El edificio es imponente, así como el enorme jardín que lo rodea. Con pintoresco ladrillo a la vista y techos de teja en color bordó, el histórico Palacio Servente alberga desde 2003 al Conservatorio Gilardo Gilardi, institución educativa terciaria, dependiente de la dirección de Educación Artística de la provincia de Buenos Aires.

Allí se puede aprender a tocar cada uno de los instrumentos que componen una orquesta, que en total suman 18, y también se pueden continuar los estudios para obtener el título de profesor (de Música o de algún instrumento), o tecnicatura en Capacitación Instrumental.

Cabe mencionar que los títulos que se expiden son oficiales y con validez nacional.

En diálogo con Hoy, la directora del Conservatorio desde 2007, Diana Di Giácomo, contó que las carreras que más alumnos tienen son piano y guitarra, fundamentalmente, aunque de cerca le siguen violín, saxo y percusión.

En cuanto al número total de estudiantes que actualmente están cursando, precisó que son unos 1.450, desde los más pequeños, teniendo en cuenta que al Conservatorio se puede ingresar a partir de los 9 años. En ese sentido, señaló que “cada año hay una gran demanda de ingresantes”, que suman unos mil por temporada, al tiempo que la cantidad aproximada de graduados ronda los 50, según detalló.

Cabe explicar que la formación básica, es decir, el estudio de un instrumento desde cero hasta que se aprende a tocarlo perfectamente, demanda unos 6 años en el caso de los niños, y entre 3 y 4 en los adultos, “siempre dependiendo del esfuerzo que cada persona le dedique”, aclara Di Giácomo. Por su parte, los profesorados duran exactamente 4 años de cursada.

“Una cosa importante en el Conservatorio es que los chicos pueden integrar algunas de las agrupaciones que funcionan”, explicó la directora, en referencia a las orquestas (una de coros y una de vientos), el coro de niños y el de adultos, y los diferentes conjuntos de cámara que hay. El Conservatorio funciona en el palacio desde 2003 y, por más grande que es, siempre faltan espacios.

“Es que, como un servicio extra, se les prestan aulas e instrumentos a los ingresantes para que ensayen acá mismo”, explicó.

Consultada acerca de la salida laboral de las carreras de Música en general, Di Giácomo explicó que gran parte de los egresados se dedica a la docencia, mientras que otro tanto encuentra lugar en las distintas bandas sinfónicas, orquestas, y conjuntos de cámara que funcionan tanto en nuestra ciudad como en Capital Federal.

Di Giácomo recordó que muchos integrantes de la Orquesta del Teatro Argentino han pasado por el Conservatorio, así como Dante Anzolini, que fue hasta hace poco tiempo el director de la nombrada orquesta, y también Ezequel Menéndez, un organista famoso que hoy reside en Estados Unidos.

Para terminar, Di Giácomo recordó que en octubre próximo se abre la preinscripción a todas las carreras, a partir de los 9 años de edad.

En el Conservatorio

Después de mucho tiempo, estrenan piano nuevo

Después de muchos años de no comprar un piano, finalmente la cooperadora del Conservatorio Gilardo Gilardi consiguió un Hailun, que fue entregado ayer por la tarde y generó mucha expectativa en la institución.

Cabe destacar que la adquisición fue posible gracias al aporte de un reconocido afinador y restaurador de pianos de la ciudad, Marco Naya.

Ante la consulta de ese diario, Naya comentó que se entregó un piano nuevo por el valor de uno usado.

Marco Naya tiene una rica trayectoria: ha prestado desde el año 1993 asistencia en concierto, afinación, registración y mantenimiento de los pianos de importantes instuciones, tales como el Teatro Argentino y la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, y la Escuela Provincial de Danzas Clásicas que existe en nuestra ciudad.

Fuente: http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-96752-titulo-Una_recorrida_por_el_imponente_palacio_de_la_msica