viernes, 2 de julio de 2010

Infierno 18: La hora de la verdad

Continuando con su gira nacional, la banda de la familia Taranto presenta en La Plata su última apuesta punk pop.

Aunque ninguno de los integrantes de Infierno 18 pase los 22 años, su banda ya tiene casi una década de trayectoria. Allá por 1999, a la temprana edad de 10 años, los primos Nicolás (batería) y Tomás Taranto (guitarra y voz) comenzaron a hacer sus primeros ruidos, que en el verano de 2001 llegaron a los escenarios porteños en forma de banda punk pop. A semanas de su debut, abrieron la presentación del por entonces último álbum de León Gieco. Siguió tocar conjuntamente con A.N.I.M.A.L. y Walter Meza (de Horcas), ser destacados por varias encuestas rockeras especializadas como “revelación”, varias giras latinoamericanas y cuatro discos que defienden su buen nombre. A horas de presentar Ya era hora -su última producción discográfica-, hablamos con el joven frontman de Infierno 18, Tomás Taranto...

-¿Qué destacarías de la gira que iniciaron con la salida de su último disco?

-Sin darnos cuenta, ya pasó un poco más de un año desde que se editó Ya era hora. A diferencia de lo que pasó con otros discos, esta vez pudimos concretar varias fechas en diferentes localidades de la Provincia. Empezamos el año por la Costa, y también visitamos Uruguay por primera vez. Tocamos mucho en Buenos Aires, en el Conurbano, y lo hicimos de buena manera. Finalmente, volveremos a La Plata, después de tres años.

-El disco anterior lo presentaron en México...

-Sí, y esperamos volver próximamente. De hecho, este último disco fue hecho allá.

-¿Cómo fue grabar allá?

-Nos metimos cien por ciento en el proceso. Cuando uno graba en su país, termina las sesiones y vuelve a su casa, y hace sus cosas. En este caso estuvimos las veinticuatro horas juntos, pensando únicamente en el disco. Vivimos en una casa y nos la “quemamos” mutuamente. Estábamos cenando y hablábamos del disco. Antes de dormir discutíamos detalles. Literalmente, en él se registró una época de nuestras vidas... No salimos del estudio nunca. Bueno, en realidad no pudimos con nuestro genio y salimos un par de veces para tocar en algunos barcitos...

-¿Qué se espera para el show de La Plata?

-La mayoría de los temas de Ya era hora, que todavía debemos al público platense. Y un repaso por los álbumes anteriores, claro.

-¿Qué sigue?

-Estamos esperando lanzar un nuevo video. La idea es seguirla por Rosario, Córdoba y todo el interior. Volveremos a México, ya que allá también nos editaron el disco. Nunca hubo nada publicado en tierras aztecas, y ahora, finalmente, podremos tocar con un álbum en mano. Después empezaremos a grabar otro disco... Pero para eso falta. Aún estamos a mitad de camino con este.

-¿Cómo ve Infierno 18 la escena rockera actual?

-Con los chicos venimos hablando sobre el tiempo de cambio que se transita actualmente. Se ve que los grandes tiburones se están separando, o dedicando a otras cosas. Eso da una buena oportunidad a las bandas que la están peleando, como nosotros. Tenemos fe en que florezcan nuevos movimientos culturales, que abran la cabeza a la gente a otros géneros distintos a los ya consagrados. No hay muchos representantes del estilo que tocamos. Ok, es lógico, hacemos un “punk rock californiano, medio pop, melódico, mezclado con un poco de hardcore” (risas).

-¿Están viendo el Mundial?

-Vemos el Mundial y ensayamos mucho. En honor a la verdad, debo decir que no somos una banda muy futbolera. Pero el Mundial mueve a todo el mundo...

Federico Valenti

Mañana, desde las 19, en El Teatro Sala Opera, calle 58 entre 10 y 11

Fuente: Hoy