sábado, 17 de julio de 2010

Al rescate del Complejo Cinematográfico "Tita Merello"

El cine, que cerró sus puertas la semana pasada, era el único que daba lugar a las producciones que no circulaban en las cadenas comerciales.

Un petitorio en defensa de los valores culturales, arquitectónicos y patrimoniales del complejo cinematográfico Tita Merello, que cerró sus puertas hace una semana, será presentado en la Legislatura porteña por el ex presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, José Miguel Onaindia.

La iniciativa recogió 4 mil adhesiones y Onaindia -especialista en Derecho Cultural- la impulsa “para que no se pierda un espacio que tiene un valor cultural, arquitectónico y patrimonial”.

Onaindia considera que el cierre del Tita Merello (originalmente cine teatro Suipacha) “implica una gran pérdida para la comunidad, pues fue una sala de especial importancia para el público interesado en el cine argentino y, últimamente, en el cine que no circula por las cadenas de multipantallas”.

“El edificio es un ejemplo de nuestro patrimonio arquitectónico que debe defenderse, lo mismo que la preservación de su destino. Fue el primer cine en Buenos Aires dedicado a la exhibición de películas argentinas y su existencia permitió que filmes independientes pudieran sostenerse en cartelera y llegar a mayores cantidades de público”, recordó.

Onaindia anunció que elevará un petitorio a la Legislatura porteña “para que, mediante el sistema de expropiación o de contrato administrativo, ceda su uso a una entidad no gubernamental con destino a la proyección de cine argentino independiente y extranjero que no es programado en las salas comerciales y otorgue partidas para su renovación mobiliaria y tecnológica”.

“Además -agregó- solicitará que se adopten las medidas de seguridad y control para la preservación de espacios culturales de esta naturaleza”.

Diario Hoy